Alberto y Luis, un duelo histórico