Pablo se marca 'un pez globo' mientras espera a que acabe el tiempo