Una sotana deja a los hermanos Aguado fuera de la competición