Comienza el castigo de MJ y Miriam: pasar 72 horas unidas por una cuerda