Kiko, sobre Laura : “No se puede morder la mano de quién le ha dado de comer 34 años”