Leo Harlem y David de Jorge se despelotan y guisan una pintada