Jesulín de Ubrique, muy bien acompañado