Un nuevo paso para el 'chuminero'