Astilleros Astondoa, el lujo de los navíos