Agustín Pantoja huye de la prensa