Mila Ximénez: “Me parece repugnante que un atracado no pueda hablar de un atracador”