Carmen Rigalt hace una crónica de ‘Sálvame’