Víctor Sandoval, a Nacho Polo: “Prepárate que vienen curvas y no las de tus caderas”