La ‘Chiqui-croqueta’ acaba en llanto y bronca