José María Gil Salgado, tras recibir la libertad: “lo único que deseo es poder ver a mi hija”