Mariscal bromea: "Los directores son unos pringados, pero allá está la nueva rica"