Aylén Milla, de Marco: “Sería ridículo que nos dejásemos por televisión”