Carlota: “He recuperado las riendas de mi vida, la comida ya no manda, mando yo"