Hasta enseñando pectorales y oblicuos, Rafa y Marco luchan por ser el más guapo