Gora busca un hogar donde ser feliz tras pasar seis años en una protectora