Kiko Matamoros, “molesto con todo” y con todos: “No tengo la culpa de trabajar con gente poco preparada”