La mejor noticia para Teresa Campos un año después de sufrir el ictus: “La resonancia dice que no tengo nada”