María Patiño también padeció bulimia