La infidelidad no ha sido su gran problema