La hora de la muerte de Encarna fue falseada para poder incinerarla