María de Mora ejerció la prostitución, según el polígrafo