Coto alardeó de acostarse con Lydia cuando era una mujer casada