Pipi y Miriam estuvieron tres meses sin mantener relaciones sexuales