Lydia aún confía en que Albano sea capaz de perdonarle algún día