Desirée se negó a hablar con su padre