Kiko Hernández: "Estaba tan mal que pensé que me moría"