El polígrafo confirma que Kiko Matamoros aprovecha su caracter para dar miedo