“Pegué una patada a un bolardo pero de no ser por la seguridad, Ale me hubiera pegado”