Marián Flores intentó tener algo con Coto Matamoros antes que con Kiko