El polígrafo determina que Antonio Tejado disfruta viendo sufrir a Rosa Benito