Ángel Garó, sobre sus cardenales: "Darío se ponía nervioso y me dio un empujón"