Tana, la hija de Fran Rivera y Eugenia, vive un infierno tras ser secuestrada en Ghana