Lola y Lucía disfrutan de una pizza tras un juego de recompensa