Mayte y Melissa no saben utilizar el chisquero: “¡Pero cómo no nos han dado un manual!”