Sergio y Logan, en el punto de mira de sus compañeros por dejar que se pudrieran dos peces antes de compartirlos