Kiko, el nuevo José Luis Moreno