Magdalena: "Según las religiosas no quedan los papeles"