Conde y Don Juan de Borbón, espiados