El caso Rocío Wanninhof desató hace 19 años una alarma social sin precedentes