Los periodistas sospechaban: "La Guardia Civil nos pidió que no investigásemos a Ana"