Pillados de nuevo: Matamoros y Sofía, cazados coqueteando mientras creían que no les grababan