Alba Carrillo, hasta arriba de tomate en la fiesta de Buñol