Ana Villarubia, psicóloga, nos habla de las posibles consecuencias de la 'broma' de la tirolina