Aparece un cadáver que podría ser el de Juan Carlos Gil, el gallego desaparecido en Madrid