La operación secreta del Rey Felipe: se sometió a una intervención ambulatoria para aliviar su dolor de espalda